El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 Quiromancia. Los montes de la palma de la mano

 
El monte de Saturno se halla debajo del dedo medio, y refleja las mismas características que este: el equilibrio entre introversión y extroversión, la naturaleza de las relaciones de la persona con el mundo social que le rodea. La mayor o menor prominencia del monte señala la intensidad de estas relaciones. Si la cima se dirige hacia arriba, hacia el dedo, indica capacidad de buenas relaciones sociales, éxito en las empresas y los negocios; si se dirige hacia abajo, esta capacidad se ve disminuida hasta casi desaparecer; si apunta hacia el dedo anular, su significado es claramente negativo.


Cuando el monte carece de signos distintivos, señala circunstancias favorables; si muestra una horquilla, altibajos; un círculo, suerte; una cruz, superstición e hipocondría; un enrejado, incapacidad de resolver los problemas. Si las líneas son verticales, indican una vida tranquila y equilibrada.
El monte de Apolo o del Sol se sitúa debajo del dedo anular. Es el monte de la emotividad y, sobre todo, de la creatividad, principalmente en el plano artístico. A menudo se ve eclipsado por los dos montes adyacentes, el de Saturno y el de Mercurio, lo que a veces hace difícil su lectura.


Una horquilla en él es evidencia de cualidades artísticas notables, aunque a veces solo latentes a causa de la pereza; una estrella evidencia éxito en el trabajo y la vida, sobre todo si se ha elegido la profesión adecuada; una cruz, lo contrario: problemas y dificultades; un triangulo, inclinación hacia la ciencia del arte; un círculo, promesa de éxito total; un enrejado, pocas cualidades artísticas. Si las líneas son verticales, señalan éxito en la profesión; si son horizontales, problemas y obstáculos.


El monte de Mercurio se halla situado bajo el dedo meñique, y refleja las tendencias no contempladas en el monte de Apolo, sobre todo las científicas, comerciales y practicas. Si la cima del monte se halla dirigida hacia fuera de la mano, todas estas tendencias, sobre todo la última, se ven realzadas.


Si el monte es liso, señala pureza de estas tendencias; si es abultado, éxito en lo que se emprenda; si es plano, problemas y dificultades; las cruces o líneas verticales indican un freno en los negocios; dos líneas transversales señalan tendencias científicas, principalmente abstractas, pero si están acompañadas por un nudo en la primera articulación el interés se decanta hacia las ciencias aplicadas; un cuadrado, tendencia y aptitud hacia el comercio; un triángulo, habilidad y erudición hacia el camino escogido; una estrella, propensión a engañar o incluso estafar a los demás.


Los montes de Marte, finalmente, se hallan situados a ambos lados de la mano, entre, respectivamente, el monte de Venus y el de Júpiter (Marte positivo) y el monte de la Luna y el de Mercurio (Marte negativo).

 
Nos informan respectivamente de los valores físicos y morales de la persona, y reciben el mismo nombre ya que su vinculación es muy estrecha. En general, el monte de Marte positivo refleja a la persona racional, mientras que el negativo señala a la persona intuitiva. Hay que tenerlos en cuenta siempre a la vez, ya que uno influye en el otro. Un monte de Marte positivo débil y poco pronunciado frente a un monte de Marte negativo fuerte señala a una persona que actúa por razonamiento antes que por intuición, y viceversa. Cuando el monte de Marte positivo muestra numerosas líneas, evidencia un fuerte espíritu de lucha; si forman un cuadrado, es síntoma de violencia.

Los llanos

Del mismo modo que los montes forman las protuberancias de la palma de la mano, los llanos constituyen los huecos o valles englobados por estas protuberancias. Son dos: el llano de Marte y el llano de Neptuno.
El llano de Marte es el hueco que forma el centro de la palma de la mano, un valle que generalmente está atravesado por la mayor parte de las líneas fundamentales y algunas de las secundarias. Su significado se obtiene del tacto y por la configuración de las líneas que lo cruzan.


El tacto nos permite dilucidar si su grosor es escaso y blando o recio y consistente. En el primer caso, la persona posee un carácter débil e inseguro, fuertemente influenciable. En el segundo, el carácter es recio y fuerte como la misma palma, se trata de alguien capaz de hacer valer sus derechos y opiniones.


Las líneas que lo cruzan son significativas también. Si son numerosas, son indicio de irritabilidad; si en esa zona aparece un cuadrado, señala violencia; si aparece una cruz, directamente debajo del monte de Saturno (el dedo medio), inclinación a la mística; una estrella señala dulzura de carácter y posibilidades de ser desgraciado a causa de los demás.


El llano de Neptuno se halla inmediatamente debajo del anterior, casi junto a la muñeca, delimitado entre los montes de Venus y de la Luna. Su importancia es escasa, a menos que esté cruzado por numerosas líneas regulares y se muestre recio a la presión, en cuyo caso señala a una persona persuasiva y de ideas firmes, capaz de convencer a los demás.
 


TAROT
 
GAVINETE
 
tarot y videncia
 
sms tarot
feng shui
 
horoscopo
   
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precio minuto: Máx. Fijo: 1,21 y Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Servicio para Mayores de 18 años
944 94 50 34-: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa, Mastercard.