rituales magia-blanca-amor-trabajo
magia blanca, magia negra
     
   

LA GRAN PIRAMIDE

tarot la gran piramide

 La meseta de Gizeh se encuentra en el margen occidental del Nilo. Tumbas Para Dioses Vivientes. En sus orígenes Egipto fue un conjunto de asentamientos a lo largo del valle del Nilo, relacionados entre sí. Con el tiempo se formaron los dos reinos del Alto y el Bajo Egipto, según su posición en el curso del Nilo. Entre los años 3100 y 2700 aC, estos dos reinos se unificaron bajo un solo rey, que tenía su palacio en Heliópolis, cerca de donde se asienta El Cairo.

Los reyes egipcios se autoconsideraban dioses vivientes que algún día abandonarían la Tierra para reunirse con los demás dioses, en especial con Ra, que recorría cada día el cielo en su llameante «barca de los millones de años», para después atravesar las peligrosas tinieblas del más allá por la noche. Como preparación para la otra vida, los reyes se hacían construir residencias en el límite de la meseta desértica, situadas estratégicamente entre el río, fuente de vida, y el horizonte occidental, siguiendo el ocultamiento del sol cada anochecer. En un principio, estas «casas de la muerte» semejaban verdaderos palacios, con salones públicos y almacenes. A su alrededor había residencias funerarias más pequeñas para cortesanos, que seguirían sirviendo al rey cuando también a ellos les llegase su hora. Pero en el periodo posterior a 2700 aC, el rey Zoser construyó la pirámide escalonada de Saqqara, al sur de Gizeh. Es posible que esta primera pirámide escalonada representara, literalmente, una escalera hacia el cielo. Los reyes que le sucedieron desarrollaron la pirámide de caras lisas que alcanzaron su esplendor con Keops, Kefrén y Mikerinos. Así pues, el gran periodo de construcción de las pirámides abarca todo el lmperio antiguo (c 2700-2200 aC, aproximadamente), y la Gran Pirámide debió quedar acabada hacia el 2500 aC. En épocas posteriores, los reyes construyeron grandes templos, tumbas en el Valle de los Reyes, donde estaba enterrado Tut Anj Amón, y edificaron pequeñas pirámides de ladrillo con fachadas de piedra; pero la Gran Pirámide de Gizeh, Ajet Jufui (El Esplendor de Jufui), es la más gigantesca de todas ellas.

Una Obra Extraordinaria
 

La Meseta de Gizeh, donde se aprecian al fondo las pirámides y a media distancia, la Gran Esfinge.
¿Cómo consiguieron los antiguos egipcios montar el inmenso entramado de bloques que componen el edificio, que ocupa una superficie de 5,3 ha y parece incorporar complicadas fórmulas matemáticas? A diferencia de lo que sucede con otros aspectos de la antigua cultura egipcia, no existen datos contemporáneos que ayuden a resolver esta interrogante. Los arquitectos debían tener amplios conocimientos científicos, porque las medidas y las proporciones de la pirámide muestran una exactitud asombrosa. Sus cuatro caras están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales, con un error inferior a una décima de grado. Las longitudes de la cara más larga y la más corta difieren en menos de 20 cm. El pavimento que rodea la Gran Pirámide está perfectamente nivelado. Esta precisión hubo de ser lograda con medios muy sencillos, utilizándose las posiciones del Sol y las estrellas para las alineaciones, y quizá niveles de agua para definir las horizontales. Pero el modo con que se consiguió construirla es mera conjetura.

Toda la piedra del núcleo de la pirámide procede de la meseta de Gizeh. En una de las canteras empleadas se encuentra la Esfinge, posiblemente una representación del rey Kefrén. Las piedras del revestimiento externo proceden de canteras de la orilla oriental del Nilo. La mayor parte de estas piedras externas han sido arrancadas, habiéndoselas utilizado en otras obras, que incluyen algunos edificios de El Cairo. El granito usado para las cámaras interiores procede de Asuán, a 800 km Nilo arriba. De principio a fin, la construcción de la Gran Pirámide debió insumir 20 o 30 años. Durante este tiempo tuvo ocupados de manera continua a unos 4.000 esclavos porteadores y constructores, que partían piedras y supervisaban su instalación. Con toda seguridad, muchos miles más acudían a colaborar cada año, durante los meses en que el Nilo se desbordaba y resultaba imposible trabajar la tierra. Esto suponía que había que organizar, alojar y alimentar a un enorme número de personas. Existe la posibilidad de que éstos hicieran huelgas, porque se ha hallado un informe de la construcción de una tumba posterior, según el cual los operarios se negaron a coger sus herramientas por no haber recibido el pan y las cebollas prometidas. Según los expertos se utilizaron rampas para trasladar las enormes piedras desde la cantera hasta el lugar de la construcción. Realmente, la pirámide estaba acompañada por un complejo funerario y monumento destinado único y exclusivamente a la momificación del faraón. Miles de obreros tuvieron que vivir en la parte sur de la meseta de quizás, durante la construcción de la gran pirámide. ¿Os imagináis miles de trabajadores en perfecta coordinación trabajando para completar una de las 7 maravillas del mundo en tan solo 23 años? (23 años duró el reinado de Keops). Pero, ¿cómo construyeron estos obreros la gran pirámide?. ¿Como podían arrastrar piedras de peso comprendido entre dos y setenta toneladas de peso y subirlas a más de 140 metros de altura? (40 pisos). Existen diversas teorías que pretenden contestar a estas preguntas. Se cree que debieron utilizar algún tipo de rampa. Si la rampa se hubiera colocado en el lateral de la pirámide, ésta debería haber tenido en su primer desarrollo una longitud de 840 metros, el equivalente a siete campos de fútbol para que hubiera podido ser lo bastante funcional. Pero parece poco probable ya que esta rampa debería haber ido aumentando de longitud conforme se iba subiendo por la pirámide, cada vez que sucediera esto se paralizaría toda la obra. Si funcionaron así, imaginad la gran rampa que utilizaron. La teoría más probable es la que afirma el egiptólogo de la universidad de Yale, Mark Lehner, quien afirma que la única forma probable es que la rampa empezaría cerca de la pirámide, a medida que la construcción avanzaba esta se iría enroscando alrededor de la esta hasta llegar a la cima. Una vez allí, los trabajadores desmontaban la rampa puliendo los lados mientras descendían.  La verdad es que parece ser que para pulir la pirámide se empezaba desde arriba, una prueba de ello es la pirámide de Micerinos. La más pequeña de las pirámides está inacabada, falta por pulir la base de la misma, el resto está completamente terminado. Otro experto afirma que utilizarían poleas para el levantamiento de las enormes moles. Unas poleas con mecanismos en la parte superior, y con un contrapeso en el lado opuesto y que al bajar este la piedra subiría. El problema de esta teoría es que no se ha encontrado resto alguno de poleas ni nada por el estilo. Lo único que se ha podido hallar en la zona es un puñado de primitivas herramientas de madera y cobre. Mazos de madera y cinceles de cobre para pulir las piedras de la pirámide. Por otro lado, tenían machacadores para ir dando la primera forma a cada piedra. Las piedras están colocadas con tal exactitud que no se puede introducir una hoja de papel entre ellas. Parece imposible que sin aparatos de medición alguna y con herramientas tan toscas colocaran las piedras desde la base al vértice con tal precisión. Sus aparatos de medición fueron unos agujeros tallados en el suelo de la base de la pirámide donde se supone que clavaban sus estacas donde trazaban líneas en forma de cuadrícula para una mayor precisión. Luego los antiguos picapedreros excavaban canaletas sobre el suelo de la meseta para poder colocar la base de la pirámide. Los agujeros de medición fueron perforados en la piedra, pero se desconoce con que herramienta. Según algunos investigadores la herramienta utilizada debería tener una fuerza y precisión, "imposible" para aquella época.

Siguiente

INICIO

Horoscopo Gratis
Horoscopo chino
Tirada de tarot
Tirada de runas

Magia Blanca
Días mágicos
Hablan los ojos
Trece misterios
Atlántida
Líneas de nazca
Combustión espontánea
Triangulo bermudas
Piedras misteriosas

 


La gran pirámide
El Tarot Videncia
Oración para romper
Los hechizos del tarot
Leyendas urbanas
Amuletos y talismanes
El aura
Zodiaco flores
Salud astrología
Angeles y arcángeles
Profecias Mayas
Feng shui
Karma
Numerologia
Tarotistas
Gemas que curan
Velas y colores

 

 

TAROTISTAS
Rubí
Cándida
Salomón
Tito
Nerea
Brando

TEMAS
Recetas de Cocina Galeria esoterica
Bagua
Leyendas Urbanas
Nostradamus

 
 
   

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precio minuto: Máx. Fijo: 1,21 y Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Servicio para Mayores de 18 años
944 94 50 34-: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa, Mastercard.