rituales magia-blanca-amor-trabajo
magia blanca, magia negra
     
   

Como Enamorar a los signos del zodiaco


Es una sugerente idea de cómo puede enamorar a la persona de su vida de un modo sencillo, teniendo en cuenta únicamente el signo zodiacal de nacimiento de esa persona que es tan especial para usted.  Siga los consejos de esta guía y logrará éxitos desconocidos para atraer el amor de su vida.

Aries: Un Aries busca personas inteligentes y a la vez que estén dotadas de cierta intelectualidad pero sin llegar jamás a bucear en las profundidades del intelecto, es decir, intelectual sí pero sin excesos. Al mismo tiempo están interesados por  personas que no tengan demasiadas complicaciones en su vida, que sean libres e independientes y entiendan la vida del mismo modo. Si inicialmente usted está en esta línea tiene mucho terreno a su favor. Como los arianos son directos, sencillos, enérgicos y francos, buscan inconscientemente personas nacidas en signos no tan activos y combativos como él, sino personas con tendencias algo más pasivas que se dejen conducir con cierta facilidad. Atraerlos y atraparlos es un trabajo duro. Es necesario mostrarles los sentimientos más profundos. Su sexualidad es por lo general muy fuerte, manteniendo relaciones  apasionadas con frecuencia, que sin embargo, pueden llegar a romper fácilmente si caen en el desánimo o en la rutina. Además, sea consciente de que la promiscuidad en Aries es particularmente alta. Si usted pretende enamorar locamente a un Aries debe estar muy abierto mentalmente a cualquier tipo de solicitud y relación, de modo que a ser posible no ponga frenos u obstáculos a las iniciativas arianas.

Tauro: Les gusta ser oídos y que se tengan en consideración sus opiniones. No son amantes de los excesos en intelectualidad y en sofisticaciones. Son espontáneos, sencillos, trabajadores, persistentes, y es habitual que les atraiga exactamente lo mismo.
Ardientes y sensuales, son amantes de la música y de los ambientes cálidos y a ser posible acompañados de un buen plato. A Tauro le gusta saborear las cálidas y románticas veladas en la intimidad de un hogar. Si usted es capaz de preparar un clima de estas características podrá fácilmente conquistarle; piense que cuando un Tauro encuentra una persona que sabe crear la "atmósfera", rápidamente piensa que hay suficientes valores para la vida conyugal. Tauro está hecho para casarse y por tanto el amor es fundamental en su vida. No le hable de banalidades ni de relaciones pasajeras, háblele de estabilidad y continuidad; no quiere sorpresas ni sobresaltos. Vista con elegancia y enfatice su encanto físico. Intente aparentar un poco aunque sin exceso, pues para un taurino el bienestar material es determinante a la hora de tomar una decisión de matrimonio. Si el Tauro es excitable procure calmarle y transmitirle valores de seguridad y tranquilidad. Cuando se enoje sígale la corriente y no discuta, ni tampoco pretenda cambiarle la opinión, porque Tauro es obstinado por propia naturaleza; cuando se enfada se vuelve violento, incluso agresivo.

Géminis: Trate a un Géminis con suma diplomacia y procure, en lo posible, no inquietarle con sus asuntos por muy mal que usted lo esté pasando. Un Géminis ya es inquieto por naturaleza, de modo que usted debe hacer siempre lo posible por seguir sus pasos pero sin acentuar su estado. Cuando permanezca junto a él busque el costado curioso de los asuntos, háblele de temas o manipule cosas que despierten su intelecto y su interés, indagando siempre a fondo, y en un proceso creativo bucee en la búsqueda de la "chispa" de las cosas.
Un Géminis jamás actúa sin estar antes plenamente seguro de triunfar, de forma que aquí puede jugar usted su carta mágica, transmítale la seguridad en la victoria. Si actúa correctamente con inteligencia, sin frivolidad, y tiene usted suficiente "mano izquierda" puede ganarse el aprecio e interés de un geminiano. Él debe comprobar que con usted puede lograr grandes triunfos, para ello nunca se muestre a la defensiva, entréguese y colabore con él codo con codo, establezca un vínculo de complicidad en cualquier tema que se presente. El sexo es importante para él pero no más que el intelecto, recuerde que su regente es Mercurio, por lo que en ocasiones usted observará que está más interesado en un tema mental que en saborear los placeres físicos. Así que Géminis necesita de su pareja que lo motive a fondo para huir de la naturaleza fría que le transmite Mercurio. No le interrogue en exceso acerca de su vida anterior, ni mucho menos sobre sus relaciones, pues un Géminis cae rápidamente en el error de establecer comparaciones odiosas.

Cáncer
Son un tanto tímidos y a la vez inestables pero profundamente tiernos, ello les hace buscar personas seguras para que les infundan confianza y solidez a su carácter. Para atraer a los nativos de este signo emplee siempre la ternura, simpatía y originalidad en sus actos. Si en algún momento usted se excede de enérgico, no se preocupe, normalmente un Cáncer es comprensivo y entenderá perfectamente bien su postura. Muéstrese sin máscaras frente a un Cáncer, sea claro, positivo, diga las cosas por su nombre tal cual son. Y deje de preocuparse por lo que piensa. Sexualmente son excitables y casi siempre las relaciones sexuales duran largo tiempo. Cuando consiguen encontrar a la persona adecuada para formar una pareja, acostumbran a corresponderle y a entregarse sin vacilar. Ya en el terreno íntimo si usted logra satisfacer todos sus deseos, el nativo de Cáncer logrará realizarse y a buen seguro le será absolutamente fiel. Tenga en cuenta que el sexo es para muchos cancerinos la experiencia fundamental de la vida, a través del cual da continuidad a la especie en un acto de amor. Por ello es frecuente que tiendan a fundir el sexo con el amor verdadero, en lugar de separarlo como hacen los nacidos bajo la influencia de otros signos. De ahí que a Cáncer se le atribuyen con sobrada razón grandes virtudes maternales. Si usted pretende alcanzar el matrimonio con un Cáncer y la respuesta no es favorable, no se desanime nunca en los primeros intentos. Cáncer le aceptará cuando esté seguro de que se siente amado y protegido. Sólo una unión sólida con previsión de hijos le hará abordar la vida de pareja.

Leo
Conquistar un Leo es por lo general un trabajo difícil, laborioso y que lleva un buen tiempo. Leo posee grandes virtudes como la vitalidad, ambición, autoridad, franqueza, pero a su vez asoma más allá del cuello de la camisa algún considerable defecto como el egocentrismo. Y es precisamente éste el que obstaculiza en muchas ocasiones el buen fin de una relación. Leo se siente el rey en una reunión, le gusta ser el centro de interés y en ocasiones se escucha a si mismo, razones por las que le cuesta prestar atención a la otra persona, lo que dificulta que usted pueda mostrar todas sus cualidades y potencialidad para enamorar a Leo. Un Leo positivo es triunfador y admira a las personas brillantes y, que como él, logran grandes victorias. Les fascina la persona que por una razón u otra llama la atención de la gente. Por naturaleza son románticos y sensibles y exigen lo mismo de la persona que comparte su vida. En el ámbito sexual son muy ardientes y exigentes y acostumbran a estar dispuestos a cualquier solicitud.
Si usted utiliza sus armas sabiamente y las dispara justo en su talón de Aquiles logrará excelentes éxitos. Dispóngase con premeditación a elogiarle y no tema en disparar decenas de alabanzas a sus buenas obras, a su capacidad de trabajo, a sus energías o a su forma de vestir. Cualquier detalle que usted observe y sea digno de alabanza será clave para lograr sus propósitos.

Virgo
Son seres excepcionales por sus virtudes y por supuesto les atrae exactamente lo mismo. El orden, la educación, el juicio sensato, la profundidad de pensamiento y el criterio acertado, son atributos que ellos poseen y que de alguna forma desean hallar en los demás, pero caen en el error de buscar la perfección en el prójimo y, en ocasiones, algunos nativos son capaces de mirar con lupa a su pareja para cerciorarse de la ausencia del más mínimo defecto, cosa improbable por cierto. La búsqueda de la perfección en la pareja es su constante y como difícilmente la encuentran, tienden a conformarse con lo que a su juicio es la persona menos imperfecta. Siempre son exigentes con lo que hacen y esperan lo mismo de los demás. Por lo tanto, tiene ante usted un ser mentalmente complejo y si de verdad desea enamorarle sea inteligente en todo lo que hace, demuestre abiertamente sus cualidades y habilidades. Jamás salga del orden, no grite, nunca se comporte con malos modos o con groserías. La pulcritud es también un punto delicado para estos nativos, hasta el extremo que algunos hacen de ello verdaderas cruzadas. Si usted desea enamorar a una mujer Virgo, nunca se presente a una cita sin afeitar, mal vestido o con el auto sucio y, por supuesto, no acuda tarde, no soportan la falta de puntualidad. Si el objetivo es un hombre Virgo procure vestir con elegancia y discreción, nunca llame la atención, acuda puntualmente a las citas y tenga muy en cuenta que él es observador y se fijará en el más mínimo detalle. No le lleve a un lugar concurrido y ruidoso

SIGUIENTE

INICIO

Horoscopo Gratis
Horoscopo chino
Tirada de tarot
Tirada de runas

Magia Blanca
Días mágicos
Hablan los ojos
Trece misterios
Atlántida
Líneas de nazca
Combustión espontánea
Triangulo bermudas
Piedras misteriosas

 


La gran pirámide
El Tarot Videncia
Oración para romper
Los hechizos del tarot
Leyendas urbanas
Amuletos y talismanes
El aura
Zodiaco flores
Salud astrología
Angeles y arcángeles
Profecias Mayas
Feng shui
Karma
Numerologia
Tarotistas
Gemas que curan
Velas y colores

 

 

TAROTISTAS
Rubí
Cándida
Salomón
Tito
Nerea
Brando

TEMAS
Recetas de Cocina Galeria esoterica
Bagua
Leyendas Urbanas
Nostradamus

 
 
   

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precio minuto: Máx. Fijo: 1,21 y Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Servicio para Mayores de 18 años
944 94 50 34-: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa, Mastercard.