rituales magia-blanca-amor-trabajo
magia blanca, magia negra
     
   

INDIGO: CUALIDADES POSITIVAS Como color básico El individuo con color índigo, que viene a ser un azul violetazo y a veces incluso un poco rosado, es una persona cariñosa y muy comprensiva. Es precisamente su facilidad para comprender las cosas y dar buenos consejos por lo que la gente disfruta con su presencia. Para un índigo, ayudar a los demás es una verdadera satisfacción, y hay que decir que lo hace bastante bien. Incluso a veces lo hacen sin darse cuenta con algún comentario que quien está con ellos necesitaba oír. De hecho son personas muy intuitivas y aunque también muy lógicas, saben encontrar el equilibrio entre la mente y los sentimientos. Irradian una especie de candidez y ternura admirada por mucha gente. Desean disfrutar todo lo posible de la vida. Les gustan las cosas sencillas y sobre todo el contacto con la gente. Pasar un día en el parque con un ser querido puede hacerles enormemente felices. Suelen ser personas muy profundas que buscan ante todo en las personas la sinceridad. Como color secundario Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que nos encontramos felices y tranquilos. Estamos serenos y disponemos de todo lo necesario para enfrentarnos positivamente a cualquier problema que pueda surgir. Tenemos ganas de estar con la gente y ellos tienen ganas de estar con nosotros. En esta etapa nos veremos muchas veces en el papel de buenos consejeros. Variantes positivas del índigo: índigo oscuro, índigo brillante, índigo básico.
CUALIDADES NEGATIVAS Como color básico Como contrapartida el individuo con color índigo puede llegar a convertirse en el perfecto manipulador. Debido a su don de gentes, puede terminar consiguiendo hacer con ella lo que más le interese, incluso aparentando que es por el bien de los demás. En este sentido se puede decir que hay que tener cuidado con un índigo negativo. Por otro lado, puede ser una persona muy frustrada debido a una obsesiva necesidad de perfeccionarlo todo hasta el límite. En este sentido, sufrirá mucho porque será incapaz de alcanzar su ideal máximo para si mismo y para los demás. Debe tener cuidado porque puede pecar de idealista y utópico, de manera que es muy importante que no pierda la tierra de vista.
Como color secundario
Como contrapartida este color como secundario indica que estamos atravesando un momento de nuestra vida algo complicado. Es posible que nos sintamos algo deprimidos y angustiados porque nuestros sueños no parecen hacerse realidad. Quizá busquemos aislarnos de la vida. Puede que estemos siendo demasiado utópicos.
Variantes negativas del color índigo: índigo pálido, índigo grisáceo e índigo manchado.

VIOLETA: CUALIDADES POSITIVAS Como color básico El individuo con color violeta es una persona especialmente espiritual. Las cosas del mundo no parecen preocuparle demasiado, sin embargo sí está muy pendiente de su crecimiento personal. Esta espiritualidad la pueden desarrollar de maneras muy diferentes. Algunos se convierten en personas muy religiosas, otros emprenden el camino de la meditación y otros simplemente desean conocerse mejor.
Para unas personas con violeta como su color primario, el viaje a su mundo interior puede ser apasionante. Sabe que el camino es muy enriquecedor y no quiere perder el tiempo con otras cosas. Le apasionará la lectura profunda y los debates sobre las cosas del espíritu. A veces parece que estás buscando un gurú permanente que le guíe para saber por dónde está el camino. Funcionan como un canal maravilloso hacia el mundo espiritual. Y si están equilibrados pueden llegar a ser unos intermediarios entre el espíritu y la materia muy importantes. Alguno puede convertirse en profesional del esoterismo. Como color secundario Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que nos encontramos con nosotros mismos. Tenemos ganas de pasar un rato a solas y disfrutar de nuestros propios pensamientos y sentimientos. Buscamos enriquecernos con las situaciones de la vida y estamos abiertos a nuevas posibilidades. Puede que emprendamos un camino espiritual e íntimo.
Variantes positivas del violeta: violeta básico y violeta brillante.
CUALIDADES NEGATIVAS Como color básico Como contrapartida el individuo con color violeta puede sufrir lo que en términos esotéricos se llama un "ego espiritual". Es decir, que esté tan conectado a las cosas del espíritu, que se va aislando del mundo paulatinamente con la idea de que está por encima de él. Así desarrolla un orgullo espiritual muy destructivo y poco útil a su crecimiento interior que le llevará a un círculo vicioso del que resulta difícil salir. Además, al ser una persona tan intimista, y buscar muchos momentos de soledad para profundizar en sí misma, puede llegar a desconectarse del mundo y de la realidad material rápidamente. Desentendiéndose así de cualquier aspecto que tenga que ver con la materia con la idea de que le impide seguir creciendo espiritualmente. Como color secundario Como contrapartida este color como secundario indica que estamos atravesando un momento en el que estamos manifestando un orgullo poco sano. Nos creemos superiores, con un mayor entendimiento que los demás y creemos estar en posesión de todas las verdades. Aunque aparentemos muy buenos, comprensivos y caritativos; la realidad es otra muy diferente. Variantes negativas del color violeta: morado sucio y violeta apagado.

BRONCE: CUALIDADES POSITIVAS Como color básico El individuo con color bronce es una persona a la que bien le podríamos poner el calificativo de "trozo de pan" por su amor hacia todas las cosas y todas las personas. Tienen un corazón muy puro y siempre van por la vida con las mejores intenciones. Su inocencia es casi una inocencia infantil y eso a veces les puede traer algún problema ante personas no tan puras como ellos. Se entregan totalmente por ayudar a los demás y disfrutan haciéndolo. Lo suyo son las causas humanitarias y la lucha contra las injusticias. Sin embargo, sin quererlo, a veces se dejan arrastrar por las malas artes de algunos que les rodean. Por eso es que tienen que tener mucho cuidado de que no les manejen. Son afables y bonachones, les gusta abrazar a las personas y no dejar que nadie sufra. Sin embargo ellos si sufren bastante. De hecho sin darse cuenta pueden terminar convirtiéndose en personas extremadamente sufridas debido a su enorme corazón. Como color secundario Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que estamos en armonía con la gente y que deseamos la felicidad a todos. Tenemos ganas de ayudar a quien lo necesita y estamos dispuestos a entregarnos al máximo para que alguien deje de sufrir. Puede que estemos vibrando con el amor verdadero. Variantes positivas del bronce: bronce brillante, bronce rojizo y bronce tierra.
CUALIDADES NEGATIVAS Como color básico Como contrapartida el individuo con color bronce puede convertirse en alguien absolutamente insoportable. Ambicioso como ninguna otra persona, puede perseguir sus objetivos hasta el final pasando por encima de quien haga falta. Puede llegar a ser despiadado. Con su aspecto amable puede engañar a muchas personas para que hagan lo que él desea, de manera que puede terminar siendo un manipulador enmascarado. Incluso pueden hacer de su sufrimiento la clave de su dominación, puesto que el papel de víctima lo suelen desempeñar a la perfección. Como color secundario Como contrapartida este color como secundario indica que estamos atravesando un momento en el que sentimos y vivimos todo tipo de energías negativas como la envidia, la ambición desmesurada, el cinismo, la hipocresía, la falsedad. Quizá nos veamos envueltos en una historia difícil o quizá nos estemos comportando muy mal con el mundo. Variantes negativas del color bronce: bronce grisáceo, bronce apagado y marrón fango.

PLATEADO: CUALIDADES POSITIVAS   Como color básico El individuo con color plateado es el más idealista de todos. Su mente siempre encuentra algo en lo que estar ocupada y por eso a veces termina soñando con situaciones o cosas absolutamente imaginarias e imposibles. Tiene el don de la creatividad y su poder mental es muy fuerte, pero le falta saber canalizarlo correctamente. Puede llegar a ser una persona muy mística y espiritual, solo que la mayoría de las veces no será capaz de materializar las cosas del espíritu y hacer de sus descubrimientos algo más práctico. Disfrutará con todo lo que le haga pensar e imaginar y podría ser un buen narrador de cuentos o un buen escritor de fantasía. Su mayor problema es que suele perder el rumbo de la realidad, de manera que todos sus sueños e imaginaciones resultan imposibles de alcanzar. Debe comprender que los sueños están para conseguirse así que es preferible que utilice esa energía en algo materializable. Como color secundario Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que nos dedicamos a imaginar y a soñar sobre nuestro futuro. Quizá estemos muy atareados pensando y pensando en un montón de cosas. Es muy útil, pero tenemos que tener cuidado de no perder la realidad de vista. Variantes positivas del plateado: plata brillante o plata luminosa. CUALIDADES NEGATIVAS Como color básico Como contrapartida el individuo con color plata puede sufrir de pasividad. No es una persona muy activa y eso le puede traer problemas incluso de salud. Y es que tanto vivir en la mente le puede hacer perder de vista las cosas más materiales como el trabajo, la casa, la familia y su cuerpo. Es posible incluso que rechace la vida mortal por ello. Esto le puede traer problemas para socializarse y vivir una vida más mundana. Incluso puede recurrir a sus sueños para huir de los problemas y no decidirse a enfrentarse a ellos. Como color secundario Como contrapartida este color como secundario indica que estamos atravesando un momento excesivamente mental y algo perdido de la realidad. Es posible que estemos desatendiendo cosas importantes para nuestra vida o que no queramos enfrentarnos a algo. Estamos en un período demasiado pasivo. Variantes negativas del color plateado: gris.

DORADO: CUALIDADES POSITIVAS Como color básico El individuo con color dorado siempre aspira a las metas más elevadas. Es incapaz de ir por la vida sin un objetivo que muchos considerarían imposible. Pero estas personas saben que disponen de la energía y la fuerza de voluntad necesarias para llegar a alcanzar cualquier cosa que se propongan. En general además acompañan sus deseos y objetivos con alguna causa que consideran justa. De ese modo sus aspiraciones se convierten así en algo más que un simple deseo material de un mortal. Su aura les dota de un gran poder de convicción, así que si se lo proponen son capaces de arrastrar consigo a cualquier persona. De hecho las personas que le conocen suelen despertar cierta admiración por su fortaleza, decisión y su capacidad de convertir sus sueños en realidad. Como color secundario Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que nos esforzamos por alcanzar algún objetivo importante para nosotros en nuestra vida. Estamos poniendo todo de nuestra parte, incluida nuestra fe, para conseguir lo que nos proponemos. Vamos por buen camino. Variantes positivas del dorado: dorado brillante o dorado luminoso. CUALIDADES NEGATIVAS Como color básico Como contrapartida el individuo con color dorado puede llegar a exigirse mucho así mismo. Esto es problema para él porque a veces se presiona tanto en conseguir un objetivo que se bloquea y termina con una sensación de frustración demasiado grande. Por ello puede caer fácilmente en enfermedades como el estrés y la depresión. Por otro lado, con su don de gentes puede convertirse en alguien muy manipulador e incluso peligroso si fuera capaz de arrastrar masas con malas intenciones. Como color secundario Como contrapartida este color como secundario indica que estamos atravesando un momento demasiado exigente para con nosotros mismos. Quizá nuestros objetivos sean demasiado elevados y el listón esté tan alto que nos resulte difícil llegar. Cuidado con el estrés y la depresión. Variantes negativas del color dorado: dorado apagado o dorado grisáceo.

COMO VER "SENTIR" TU AURA
Para ver nuestra aura lo más sencillo es seguir dos pasos. En el primer paso se busca que la persona aprenda a sentir su campo energético y en el segundo paso ya se da el salto para aprender a verla directamente con los ojos. Sería bueno que si de verdad queremos aprender a ver las auras comenzáramos por el primer paso, puesto que aunque para algunas personas este paso pueda resultar aburrido es de gran utilidad para poder acostumbrar mejor a nuestros ojos para el segundo paso.
Primer paso: sentir nuestra aura Sentir que tenemos aura nos proporciona más seguridad a la hora de intentar verla. Hay diversos métodos para intentar sentirla, pero sin duda el más conocido y fácil de hacer es juntando las palmas de las manos.
Para realizarlo ponemos nuestras palmas de las manos una al lado de la otra y con una distancia de 30 cm. Así en esa posición prestamos especial atención a qué sentimos en nuestras manos y cómo lo sentimos. Estaremos unos tres minutos.
Pasados los tres minutos acercaremos las palmas de las manos a unos 20 centímetros y repetiremos el proceso de prestar atención a qué sentimos y cómo lo sentimos. Estaremos otros tres minutos. Pasado ese tiempo acercaremos nuestras manos unos 10 centímetros y repetiremos el mismo proceso que las otras veces. Finalmente acabaremos a una distancia de entre 3 y 5 centímetros en la que realizaremos el mismo análisis que las fases anteriores. Lo más normal es que sea en esta última fase en la que notemos una ligera presión, algo parecido a cuando metemos la mano en el agua, pero mucho más suave, incluso casi imperceptible si no prestamos atención. Algunas personas con una mayor sensibilidad pueden sentir su aura en las primeras fases, pero no es lo común.
Analiza especialmente los cambios que vas notando a medida que acercas las palmas de la mano. Lo más tradicional suele ser notar un cambio de temperatura, pero se pueden notar muchas más cosas. Realiza esta fase hasta que tengas totalmente controlada y analizada la sensación. Tómate todos los días que te hagan falta, porque no será en vano. Segundo paso: ver nuestra aura
Lo primero es hacerse con dos tipos de cartulinas, una de color negro y otra de color blanco. Estas cartulinas nos ayudarán a hacer de pantalla para facilitarnos la visión del campo energético. Hay personas que ven mejor con un fondo negro y otras que ven mejor con un fondo blanco, así que con la práctica podrás determinar con cual de ella te sientes más cómodo. De todas formas de momento vamos a trabajar con ambas. La parte del cuerpo que vamos a utilizar para ver nuestra aura será la mano. Vale la izquierda o la derecha, lo que te resulte más fácil. Utilizamos la mano porque en ella siempre se concentra mucha energía y nos facilita las cosas. Es muy importante que tengas en cuenta que vas a ver el aura no con tu visión central, sino con tu visión periférica, lo que equivale a decir que mientras tu mirada estará depositada en una parte de la mano tu atención se dirigirá a los bordes de la misma. Esto resulta un poco difícil al principio porque estamos muy acostumbrados a concentrar nuestra atención donde ponemos nuestra mirada. En este caso aquellos individuos que suelen quedarse ensimismados o en su mundo de vez en cuando, tendrán más posibilidades y facilidades para comenzar a ver su aura. También es posible que te duelan los ojos por el esfuerzo, que te marees un poco o que te comiencen a lagrimar. Incluso al principio puede que quedes momentáneamente cegado por una luz. Pero no has de preocuparte porque esto es lo más normal del mundo debido a que tienes la visión periférica atrofiada, y has de volver a recuperarla. No fuerces demasiado las cosas, comienza con unos minutos al día y a medida que vayas sintiéndote cómodo puedes ampliar el tiempo. Recuerda que tus ojos son un bien muy preciado y que hay que cuidarlos así que una vez más te recomendamos que no te excedas mientras estás aprendiendo. Bien, el ejercicio se desarrolla de la siguiente manera. Pon una de las cartulinas debajo de la mano que quieres ver. A una distancia de unos 10 a 30 cm. La mano ha de estar abierta y los dedos un poquitín separados entre sí de manera que puedas ver también su energía por separado. Ahora deposita tu mirada en el centro de la mano, pero utilízala más bien como un punto de fuga, es decir, aunque tu mirada está dirigida hacia el nudillo del centro haz como si quisieras ver más allá, es decir, como si quisieras ver qué hay detrás de la mano en la cartulina. A veces puede ser muy útil desenfocar un poco la mirada. Poco a poco tendrás que ir intuyendo como una neblina transparente rodea tu mano que es tu doble etérico y con el paso de los segundos tendrás que ir descubriendo ya esa neblina con tus propios ojos. Descansa tras unos minutos y prueba el mismo ejercicio con la otra cartulina. No es normal que las primeras veces veas colores en esa neblina, lo más natural es que la veas transparente y de poco grosor. Pero si sigues practicando verás cada vez con más claridad que esa neblina se hace mucho más gruesa y que adopta algún que otro color. Recuerda que no tienes que ver nada prefijado, ni de una forma concreta. De hecho a veces es posible que veas como uno de tus dedos parece más largo que los otros, o que en determinada zona de la mano la neblina es más gruesa que en el resto. Tómate lo que veas de manera natural, no lo trasciendas demasiado porque recuerda que es una capacidad que ya tenías de pequeño, pero que se te olvidó. Además te recordamos que todo el mundo puede conseguirlo, así que no desesperes y si de veras tienes ganas de conseguirlo sigue practicando.

COMO VER "SENTIR" EL AURA DE OTRA PERSONA
 
Aquí tienes una serie de prácticas para ver el aura de los demás. Ten en cuenta que generalmente para ver el aura de los que te rodean primero deberías haber conseguido ver con facilidad tu propia aura, pero no pasa nada por practicar los siguientes ejercicios aunque no tengas dominado el tema. Los vamos a dividir en dos tipos diferentes: por un lado los que puedes practicar en tu casa con uno o varios amigos y por otro los que puedes practicar cuando sales todos los días a la calle.
Ejercicios para practicar junto a tus amigos
Reúnete con unos amigos a los que le apetezca practicar la visión del aura en una habitación preferentemente blanca, pero si no lo puede ser, al menos procura que el color sea uniforme. Las figuras, manchas, diversos colores tan utilizados en decoración te dificultarán la visión. Podéis reuniros cuantos queráis, obviamente al menos debéis ser dos. Después os sentareis en un lugar que os resulte muy cómodo, un cojín, un sofá o una silla teniendo en cuenta que debéis situaros unos frente a otros a una distancia de 2 a 4 metros. Si quieres realizar realmente el ejercicio sobre una pantalla blanca para facilitaros la visión puedes utilizar una sábana como fondo si tu pared no es del color requerido.
A continuación centrad vuestra mirada en el entrecejo de quien tenéis enfrente y sin dejar de fijar la mirada en esa parte del cuerpo intentad prestar atención al resto de su cabeza, observad a ver si sois capaces de ver alguna luz o resplandor que le rodea, algún color, alguna banda, ... Todo ello formará parte del aura.
Tanto como si has conseguido ver algo como si no, prueba también a intentar verle otras partes del cuerpo. Prueba a verle la mano, como has aprendido a ver la tuya. O también si quieres puedes ver parte de su contorno fijando tu mirada en uno de sus hombros o en el centro del pecho, y la atención en lo que le rodea.
Recuerda que la luz ambiental suele ayudar mucho al principiante a ver con más claridad y facilidad el aura. Se entiende por luz ambiental los focos de luz alógena que puedes calibrar dando mayor o menor intensidad a la luz de una habitación, pero también a la luz de las velas por ejemplo.
Ejercicios para practicar cuando sales de casa
En espacios abiertos:
Búscate un lugar donde puedas estar sentado y tranquilo y donde sabes que vas a encontrar mucha gente como una estación, un parque, una feria, ... Comienza a observar a la gente como te hemos comentado, obteniendo diversos objetivos: un anciano, un niño corriendo, una pareja paseando, un turista, un vendedor, etc. Verás un resplandor brillante a su alrededor que variará incluso en función de lo que estén haciendo.
En espacios cerrados:
Por ejemplo una cafetería, bar o restaurante; una conferencia; un concierto; etc. Estos lugares son maravillosos para practicar la visión áurica de los demás porque suelen disponer de luces ambiente que te facilitarán el trabajo. Además puedes estar tranquilo por ejemplo en una conferencia o en un concierto y depositar con total tranquilidad tu mirada en algún músico, el director o en el que está dando la conferencia. Seguramente podrás ver con mucha más claridad el resplandor luminoso que en los espacios abiertos.

INICIO

Horoscopo Gratis
Horoscopo chino
Tirada de tarot
Tirada de runas

Magia Blanca
Días mágicos
Hablan los ojos
Trece misterios
Atlántida
Líneas de nazca
Combustión espontánea
Triangulo bermudas
Piedras misteriosas

 


La gran pirámide
El Tarot Videncia
Oración para romper
Los hechizos del tarot
Leyendas urbanas
Amuletos y talismanes
El aura
Zodiaco flores
Salud astrología
Angeles y arcángeles
Profecias Mayas
Feng shui
Karma
Numerologia
Tarotistas
Gemas que curan
Velas y colores

 

 

TAROTISTAS
Rubí
Cándida
Salomón
Tito
Nerea
Brando

TEMAS
Recetas de Cocina Galeria esoterica
Bagua
Leyendas Urbanas
Nostradamus

 
 
   

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precio minuto: Máx. Fijo: 1,21 y Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Servicio para Mayores de 18 años
944 94 50 34-: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa, Mastercard.